?

Log in

Anterior | Siguiente

Soy consciente de que hoy en día, si no sabes inglés, no vas a ningún lado. En mi trabajo es absolutamente necesario porque la mayoría de la información técnica de interés está escrita en inglés. También en mi ocio es importante porque desde que soy una friki de las series prefiero verlas en versión original (con subtítulos, por supuesto) a escucharlas con el monotono que usan los dobladores. No hay comparación.

Leo mucho en inglés por placer. La mayoría de mis blogs favoritos de punto y manualidades están escritos en esa lengua y todos los patrones que tejo también. De vez en cuando me gusta leer alguna novela sin traducir, y aunque no voy a decir que me entero perfectamente de todo, la disfruto de una manera diferente. Me sirve para aprender mucho y acabo con el libro lleno de marcas para ir a investigar palabras y frases desconocidas.

The Great Gatsby la tenía en mis estantería desde tiempos inmemoriales. Es una de esas ediciones de Penguin Books, baratas que compras en las ferias del libro cuando no sabes qué comprar. Había olvidado que andaba por ahí y en la última reordenación de la estantería apareció.

Me costó un poco al principio meterme con la historia. El no estar acostumbrada a leer literatura en inglés no ayudó mucho. Pero poco a poco se fue haciendo más fácil y al final estaba enganchada, deseando saber qué le pasa a Gatsby, Daisy y Nick.

En el libro se habla de la vida de la alta sociedad newyorkina durante los años veinte. Fiestas fastuosas, coches de lujo... La idea era divertirse al máximo. Cuenta una historia de sueños imposibles y amores frustrados. De nuevos ricos que pretenden integrarse en la alta en la alta sociedad aunque no siempre lo consiguen. Sin lugar a dudas, una experiencia interesante.