?

Log in

No account? Create an account

Anterior | Siguiente

Top down felted

Afelpado

Todos mis últimos proyectos tienen una historia que contar detrás. Tardo tanto en tejerlos que les da tiempo a desarrollar toda una vida. En este caso, la historia no tiene un final feliz.

Compré la lana para este jersey en Rikes Wollmaus hace ya dos años. Fue la primera vez que compré lana por correo y fue el primer paquete que llegó a mi nueva casa. La lana es Tosca de Lang Yarns. Pretendía tejer con ella el French Market Yarn, pero como no es lana 100%, no estaba segura de que afieltraría. La idea de tejerlo se fue quedando atrás, sepultada entre otras muchas cosas que me fueron gustando y la lana permaneció almacenada.

El año pasado, casi al final del invierno se me ocurrió hacerme un chaleco con ella. Incluso llegué a montar los puntos, pero no terminaba de convencerme lo de tejer ochos con lana que cambia de color. Era demasiado trabajo para que los ochos se perdieran entre las variaciones del color. Como ya casi estaba la primavera ahí, volvió a quedarse almacenado.

Hasta este otoño en que en algún blog que no recuerdo vi algo parecido a la shopping tunic que se ha tejido Tania Ho y me di cuenta de que el diseño le venía genial a esa lana. Por desgracia, sólo tenía cuatro ovillos y con eso no habría suficiente.

Después de darle muchas vueltas a la cabeza, llegué a la conclusión de que la mejor idea era empezar el jersey por el cuello. De esta forma, podría tejer hasta que me quedara sin lana. Dudé mucho de si hacerle un cuello alto o no, pero la escasez de lana decidió por mí. Sin el cuello alto, no tenía idea de qué forma hacerle pero buscando un patrón de un jersey empezado desde el arriba me inspiré en este de Cosmicpluto.

En fin, ya tenía todos los elementos decididos, sólo faltaba ponerse a tejer y en cuanto terminé los pantalones de Sara monté los puntos y lo terminé en menos de dos semanas. Esto para mí es toda un record porque apenas tengo tiempo para tejer. Es sencillisimo de tejer: Tejido en redondo, divides en cuatro partes, dos para el delantero y la espalda y dos para las mangas. En vueltas alternas aumentas dos puntos en cada separación de cada una de las partes (es decir, ocho puntos en cada vuelta) hasta que tenga el tamaño adecuado. El hecho de tejerlo desde arriba facilita las cosas, porque puedes ir probandolo. También le hice algo de forma en la cintura, para que quedara más ajustado.

Lo estrené enseguida y lo manché. Con una niña pequeña es imposible llegar al final del día sin una mancha en la ropa. Como tenía una buena colección de jerseys por lavar, los puse en la lavadora, con el programa de la lana y poco centrifugado. Pero olvidé comprobar la temperatura y lo lavé a 50º. La mala noticia es que se quedó totalmente afelpado, la buena es que fue el único de los jerseys que se estropeó. Es gracioso que no tejiera el French Market Bag con esta lana porque no estuviera segura de si afieltraría. Parece que su destino era sin duda, acabar hecha fieltro.